Trasnocho 2007

Fundada en 1989, Bodegas Remírez de Ganuza nace como una apuesta personal de su fundador, Fernando Remírez de Ganuza en La Rioja Alavesa. Desde el inicio la idea ha sido la misma: hacer una selección exhaustiva de la uva e intervenir lo mínimo en el proceso de elaboración del vino...
-
+
€75.50

Bodegas Remírez de Ganuza

VINOS ESPAÑOLES

24 En stock

Fundada en 1989, Bodegas Remírez de Ganuza nace como una apuesta personal de su fundador, Fernando Remírez de Ganuza en La Rioja Alavesa.

Desde el inicio la idea ha sido la misma: hacer una selección exhaustiva de la uva e intervenir lo mínimo en el proceso de elaboración del vino para ser lo más fiel posible tanto a la añada como a la viña.

Trasnocho es el vino de reserva más moderno de Remírez de Ganuza, aquel en el que la fruta y la estructura adquieren mayor protagonismo.

En su elaboración se emplean uvas de tempranillo, graciano también un pequeño porcentaje de uva blanca que añade frescor y elegancia al conjunto. Toda la uva procede de viejos viñedos de más de 60 años. Como es habitual en Remírez de Ganuza, los hombros (parte alta del racimo) se separan de las puntas; sólo las uvas más maduras de los hombros iniciarán la fermentación en pequeños tanques de acero inoxidable y en tinas de roble francés de 700 litros.

Otra particularidad del Trasnocho es el proceso de prensado de la uva. This se realiza con una bolsa de membrana llena de agua (sistema desarrollado en la propia bodega) que permite obtener hasta un 70% del vino restante en los hollejos, pero sin oxidación ni fricción; así, se consigue obtener las virtudes de la uva sin los indeseables aromas herbáceos que en ocasiones derivan de un prensado demasiado agresivo.

Con 21 meses en barricas de roble nuevo.

Ficha Técnica

Uva:  90% Tempranillo, 5% Graciano y 5% (Viura, Malvasía)

Grado alcohólico: 14% Vol.

Temperatura de servicio:  16º C.

Botella: 75 cl.

Nota de cata:

Vino con color cereza intenso con ribete granate, de capa muy alta.

En nariz despliega intensos aromas a bayas negras muy maduras, tostados, cacao y notas amargas. Fruta muy viva, que predomina sobre la madera, con una selecta crianza en robles de primerísima calidad, que le aportan complejidad.

Tiene una sutil acidez, también tanicidad sedosa, una buena estructura e integración de la madera.