Trufa para todos los bolsillos.
09
Nov 2021

Elena Bravo

0 Comentarios

Trufa para todos los bolsillos.

El mes de noviembre trae siempre aroma a trufa fresca. En este tiempo, la trufa que llega a Mantequerías Bravo ha sido recogida el día anterior en Italia , y es enviada en avión para que no pierda el más mínimo de sus connotaciones en el camino. Cuando abrimos una caja con Tuber Magnatum Pico (Trufa blanca) o Tuber Melanosporum (Trufa negra de invierno), la tienda entera -y eso que no es pequeña- se llena de un olor  inconfundible a hongo, a campo, a frescura y a gastronomía antigua en versión moderna. No todo el que entra en ese momento reconoce el aroma de una trufa tan fresca, pero todo el que tiene la suerte de entrar cuando abrimos esos cofres del tesoro semanalmente, se sorprende al percibirlo.

Los productos elaborados con trufa que ofrecemos en nuestra tienda son sin duda algunos de los más vendidos en Bravo, pero no siempre ha sido así a pesar de su larga historia de amor con la gastronomía del mundo entero. Un concurso en el Antiguo Egipto premió una receta que unía los faisanes con trufa laminadas de forma extremadamente fina; en las grandes fiestas del Imperio Romano nunca faltaban los platos con "tartufo", pero la Edad Media, como con casi todo, se llevó por delante el consumo de este hongo al asociarlo a impureza. Hace ya siglos que volvió a las mejores mesas de los grandes palacios, pero sólo hace unas décadas en las que podemos encontrar cuando menos los productos elaborados con trufa de calidad aptos para todo tipo de recetas y, sobre todo, para todo tipo de bolsillos.

Por suerte para los que amamos cocinar y para los que amamos comer trufa, el gramaje de la trufa fresca condiciona su precio. Cuanto más pequeña es, más económica resulta proporcionalmente, así que casi cualquiera puede permitirse unos huevos rotos con trufa negra rallada. Naturalmente las grandes resultan no sólo más vistosas sino más aromáticas y más difíciles de encontrar, así que a quien las quiere de mayor tamaño, no le queda más remedio que pagarlas más caro.

Para compensar los ajustes de presupuesto entre nuestros fogones, hay trucos que pueden llenar de "profumo dell bosco italiano" tu cocina: una aceite de oliva con trufa (no aromatizado, ¡cuidado!); una salsa tartufata para aportar a tu pasta, a un guiso o a una mayonesa sabor excepcional a tu hongo favorito; una crema de pecorino con trufa añadida a un suflé de queso o la miel con trufa (pero esas en las que puedes ver el trocito de trufa entre la miel) sobre unas verduras en tempura o a la plancha, sobre un queso suave o sobre una piña asada que sirva de acompañamiento a un asado, por ejemplo. Polvo de trufa añadido a una mayonesa clásica para vestir una merluza gratinada al horno es otra opción.

El catálogo de productos elaborados con trufa es tan amplio que en nuestra web puedes encontrar un departamento solo para ellos. Desde crema de chocolate con trufa hasta fiambre de pavo trufado, desde pesto con trufa hasta salsa picante tartufata. Si te gusta inventar en la cocina, estás ante uno de los productos más versátiles de la gastronomía.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados